15 de agosto de 2022

Los sonidos del arpa y la batuta del maestro Rettig en un nuevo concierto de la Sinfónica

La destacada solista de la orquesta, Maria Chiossi, estará a cargo de interpretar Danzas Sacra y Profana de Debussy, en un programa que contará también con Preludio N°2 del compositor chileno Alfonso Leng, y la Sinfonía N°1 de Brahms.

La Orquesta Sinfónica Nacional continúa con su serie de conciertos en el Teatro Universidad de Chile, donde este sábado 20 de agosto, a partir de las 17:00 horas, presentará un programa que reúne obras del compositor chileno Alfonso Leng, el francés Claude Debussy y el alemán Johannes Brahms. 

El programa será dirigido por el maestro Francisco Rettig, titular de la Orquesta Clásica del Maule y uno de los más destacados directores nacionales, premiado por su excelente trabajo en América Latina, Europa y Estados Unidos, y reconocido como mejor director de los últimos años por la Orquesta Sinfónica Nacional de Buenos Aires. 

La cita musical comenzará con Preludio N°1, de Alfonso Leng. Nacido en Santiago en 1884, representa un caso particular entre los compositores chilenos, puesto que no siguió estudios formales de música, sino que fue autodidacta, asistiendo por un breve período a los cursos de armonía y composición que dictaba el maestro Enrique Soro en el Conservatorio Nacional de Música. Sin embargo, desde muy joven integró algunas importantes instituciones musicales y en 1957 fue reconocido con el Premio Nacional de Arte, mención Música.

Luego vendrá la interpretación de Danza Sacra y Danza Profana, del francés Claude Debussy, con la arpista de la Sinfónica, Maria Chiossi, como solista. Considerado uno de los compositores más originales del siglo XX, su obra posee elementos que lo han llevado a ser catalogado a menudo como “impresionista musical”. La obra a presentar fue escrita en 1904 y compuesta por encargo, dado que por esos años el Conservatorio de Bruselas adoptó el nuevo modelo de arpa cromática de la firma parisina Pleyel. Así, frente a la necesidad de contar con un nuevo repertorio, ambos organismos determinaron realizar encargos anuales a compositores relevantes de la época. “Debussy la compuso para arpa cromática, casi como un experimento, pues el instrumento que tocamos hoy en día no es así. Si no hubiese sido por una mujer, la compositora francesa Henriette Renié, esta maravillosa obra se habría perdido, pues fue ella quien la transcribió para arpa a pedales”, destaca la solista Maria Chiossi.

El concierto cerrará con la primera sinfonía escrita por el alemán Johannes Brahms, quien dedicó al menos catorce años a completar esta obra, cuyos bocetos datan de 1862. Se cree que su larga gestación pudo deberse a que el compositor era enormemente autocrítico e inseguro, lo que le llevó a destruir muchos de sus primeros trabajos. Por otra parte, existía también la expectativa sobre si sería continuador de la “herencia” de Beethoven y poder producir una sinfonía comparable, ante lo que no se sentía capaz de estar a la altura, en vista de la monumental reputación del genio de Bonn. De hecho, su influencia puede apreciarse en esta obra, tanto así que el director Hans von Bülow, en 1877, llamó a ésta la “Décima Sinfonía de Beethoven”, debido a las similitudes percibidas con varias composiciones de esta gran figura.

Las entradas se encuentran disponibles a través de ticketplus.cl, boletería del Teatro Universidad de Chile – Providencia 43, Metro Baquedano. Lunes a viernes 10:00 a 15:00 horas y sábados de 14:30 a 18:00 horas – y en los teléfonos 22 9782480-81. Descuentos especiales para estudiantes y adultos mayores, entre otros (válidos solo en boletería y venta telefónica).