15 de agosto de 2022

La Orquesta Sinfónica Nacional de Chile en un recorrido musical desde Latinoamérica a Oriente

El sábado 27 de agosto el conjunto abordará un programa netamente sinfónico, con dos atractivas obras: Vigilia, del venezolano Juan Bautista Plaza, y Scheherazade, del ruso Nikolai Rimsky-Korsakov, inspirada en el famoso libro “Las mil y una noche”.

El director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, maestro Rodolfo Saglimbeni, retoma la batuta del conjunto para dirigir un nuevo concierto en el Teatro Universidad de Chile, este sábado 27 de agosto a las 17:00 horas, en la interpretación de dos obras sinfónicas de distintas épocas y orígenes.

Así, el programa comenzará con una de las creaciones más importantes del músico venezolano Juan Bautista Plaza, escrita en 1938. “Es primera vez que se ejecuta en Santiago. Una obra donde el compositor escribe, a través de la misma, una especie de carta de amor para la que sería su esposa – en ese entonces su novia –, pero también la crea en un momento muy telúrico de lo que era Venezuela. Él, junto con otros jóvenes, son conocidos allí como la generación del 28, que nace en procura de libertades y, eventualmente, constituyen un grupo de opinión muy grande que tuvo una trascendencia en el devenir político de Venezuela durante la primera parte del siglo XX”, explica el director.

En términos musicales, añade que “es una obra hermosa, con un lucimiento muy importante de los instrumentos de la orquesta, donde a través de sus voces se expresan sentimientos de amor, y donde se entrelazan también esas luchas políticas, pero triunfa finalmente ese discurso hermoso de la alegría de querer”, comenta.

Tras los sonidos latinoamericanos, seguirá una de las creaciones más famosas del compositor ruso Nikolai Rimsky-Korsakov, Scheherezade, que debe su nombre al de la narradora del famoso libro de cuentos árabes “Las mil y una noches”.

Estrenada en San Petersburgo en 1888 bajo la dirección del propio compositor, es una suite sinfónica basada en cuatro de los relatos contenidos en el afamado libro, cuyo texto narra cómo el sultán Shahriar desposaba a una joven virgen cada día para luego enviarla a decapitar, ello en venganza por la infidelidad de su primera esposa. Así, llega Scheherazade, quien se ofrece para casarse con el sultán, a quien pide como último deseo llamar a su hermana para despedirse. Una vez que ella llega, la anterior pone en acción su plan, que consiste en contarles una historia que queda siempre inconclusa, con la finalidad de continuar al día siguiente y de esta manera sobrevivir al mortal dictamen del monarca.

Así, Rimsky-Korsakov toma estos episodios para componer una obra sin la intención de ‘narrar’ el argumento de cada uno, sino que los usa como referente de inspiración para expresar musicalmente las ideas y sentimientos que cada uno de ellos le provocaba. “Se trata de una obra que refleja la maestría de este compositor ruso en el manejo de la orquesta. Es contar las historias a través de elementos, que mediante los sonidos hilvanan la misma. Por ejemplo, la voz de Scheherazade está explicada por unos solos fantásticos para el primer violín. Y así, los diálogos se suceden con otros instrumentos, principalmente los de madera, de metal y sin duda con un colorido muy grande de los instrumentos de percusión”, explica Saglimbeni, añadiendo que “otro de los instrumentos que tiene una participación muy importante es el arpa”.

Las entradas se encuentran disponibles a través de ticketplus.cl, boletería del Teatro Universidad de Chile – Providencia 43, Metro Baquedano. Lunes a viernes 10:00 a 15:00 horas y sábados de 14:30 a 18:00 horas – y en los teléfonos 22 9782480-81. Precios especiales para estudiantes y adultos mayores, entre otros (válidos solo en boletería y venta telefónica).